jueves, 18 de marzo de 2010

El día que me abrazó Gloria Münchmeyer

jueves, 18 de marzo de 2010
No sé nada de teatro. Con suerte intuía que cada año hay muchas obras en Santiago a Mil. Pero supe más por estar clavado con la conducción del programa de teatro de la ADN en enero pasado: y supe que el teatro chileno tiene mucha historia, estilos, alcances, voces y momentos. Por lo tanto, todos los días de enero, conduje un programa de radio sin tener idea de nada de teatro. Entrevisté a actores, directores y autores. Siempre lo hice desde la cándida ignorancia y el sentido común.

Por la disponibilidad de invitados más al mediodía que a las 17 horas, que era el horario de Santiago a Mil en ADN, generalmente se grababa en un estudio del segundo subterráneo, mucho más incómodo que en nuestro estudio cuando estás en vivo.

Tuve, además sino cómo, un equipo de guionistas de apoyo, que me armaban los pies discursivos y me hacían listas de preguntas para los entrevistados. La magia de la radio, la llamo yo. Además, venía todos los días un crítico de teatro de esos de verdad, curtido y sabido en el asunto, reacio a las preguntas mías, pero que tuvo la paciencia de responder a mis conjeturas algo obvias y plagadas de estereotipos y faltas de precisión. Yo un día le dije que él era una suerte de lazarillo de nuestro programa, pero su rostro se mantuvo inmutable frente al florazo y yo me quedé ahí no más, pareciendo un tonto más que un simpático.

En fin, uno agacha el moño por distintos motivos en la pega, y el programa de teatro de este verano avanzó sin que nos mandáramos grandes cagadas y con más que un par de conversaciones inolvidables (con Ramón Núñez contando acerca de su niñez, Paula González y su proyecto de teatro documental mapuche Ñi Pu Tremen, el Daniel Veronese y sus giras con su hija de dos años, la increíble simpatía de la Mega Bizcocho, Regina Orozco, hablando de su espectáculo de cabaret que desangraba a la vida política mexicana, o Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe, colegas y pareja al mismo tiempo).

Pero sin duda, el día más difícil en la corta historia de nuestro programa de teatro fue aquel en que entrevisté, o sobreviví, a la conversación que intenté llevar con dos personas involucradas en la obra Moscas Sobre el Mármol. Venía Gloria Münchmeyer, a quien ya habíamos tenido de invitada en Es Lo Que Hay con Jani y había resultado algo increíble ("Quiero contarles que estoy embarazada", o también, "el spot de Mediomundo donde yo decía que era hedionda era porque siempre me ponía perfume... y es porque es verdad, soy enferma de hedionda"). El otro personaje era el director de la obra, Alejandro Castillo, que usted debe ubicar por su alcance televisivo como el Tambito. Conocedor de la obra de Heiremans, hacía una versión de Moscas Sobre el Mármol en una vieja iglesia del sector de Independencia.

En la entrevista seguí la pauta de preguntas lo más apegado a la regla, pues cuando ya hay dos entrevistados se tiende a hablar mucho. Tambito respondió con amargura, desgana y antipatía, como un real energúmeno, a cada una de mis consultas, poniendo por encima de todo su soberbia intelectual y desnudando al mismo tiempo que no quería estar en ese lugar respondiendo preguntas que le parecían ramplonas.

A la tercera respuesta huevona, la que claramente intentaba provocarme ("no digas burguesía, porque en rigor no es burguesía, eso es otra cosa... este es el proceso de un grupo de inmigrantes adinerados que no reúnen las condiciones que define la palabra burguesía"), le expliqué caballerosamente que la idea del espacio era conocer las motivaciones que tenían los directores para tales o cuáles obras. Él, sacando a relucir ya a esas alturas una imbecilidad evidente, dijo: "no me importa el público, esto lo hago para mí".

Entonces, Gloria, que se había mantenido silenciosa e intentaba parecer simpática, no pudo actuar más. Entiéndanme, la mejor actriz chilena viva se vio tan incómoda que su rostro se desarmó como una cajonera de mimbre en medio del sismo del 27 de febrero. Intentó componer la situación diciendo con suavidad a Tambito: "lo que él te quiere preguntar no es la definición de burguesía, te está preguntando otra cosa".

"No si yo estoy diciendo nada más", dijo el tarado.

A esas alturas, por dentro, yo me salía de madre, pasaba por encima de la ganadora de la Copa Volpi a mejor actriz por La Luna en el Espejo y me dieron ganas de ponerle un par de combos en el hocico. Me pasa poco, soy más bien paciente.

Miro a Gloria, incómoda, avergonzada, lateada.

De pronto la conversa se acaba y yo, que cada tarde me largaba porque tenía que hacer con mis obligaciones académicas, me pongo las de clavo y parto no más. Sin que importe. Sin drama. Pega es pega. También pensaba que debía haber reaccionado, que nada me costaba mandarlo un rato a la chucha y que se las arreglaran.

A otra cosa, dije.

Nunca supe si la conversación se editó al aire. No me interesaba saber.

Hace dos días, a eso de las 4 y media de la tarde, Jani y yo estábamos, como sabrá, en el estudio de ADN conduciendo nuestro programa. De pronto, abre la puerta de nuestro locutorio Gloria Münchmeyer. Me ve, yo le digo "Hola, Gloria, qué gusto", y me abraza, muy apretado.

Al separase de mí, me dice: "Yo ya no le hablo a ese huevón". Me costó captar a qué se refería. La miro perplejo. Hago el viaje hacia atrás. "Es un pelota", me dice. Sí, por supuesto, se refería a él. "También peleamos por otras cosas", me aclara, "pero ya no le hablo, quería que lo supieras".

¿Era una disculpa? ¿Un sentimiento de lástima por este cronista que entre paciente y ahuevonado no dijo nada en su momento?

No importaba, así que simplemente la abracé de vuelta y le di las gracias.

21 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Pato...tú lo has dicho, te clavaron con lo del Santiago a Mil.

¿Así que Alejandro Castillo te hizo la gran Billy Bob Thornton? Da mucha lata eso, me imagino. Pero lo de Gloria Munchmeyer muestra, al final, con todo respeto, quién trascendió más...por la sencilla razón de tener la cuota de empatía necesaria.

Saludos afectuosos, de corazón.

Nordic_Fire dijo...

ufff, asi que Tambito es un pelotas??? Y tan piola que se veía en su personaje, sin embargo siempre se noto que era un weon desagradable.

Grande Gloria, yo también la he visto y es bastante agradable,no levantada de raja como otras actrices que muchas veces son de TV y con suerte en la escuela pisaron tablas.

Faltaban posteos asi Don Pato, para reirse un rato...

Saludos y suerte con ADN, que desde que supe hace mas de un año que estabas ahi, no me cambia nadie la radio en la tarde.

Morgoth dijo...

Grande Pato:
En la vida hay gente pelotuda en todos los ambitos de la vida, gente q enrostra razones y palabras de la nada.
Se extrañaba la actividad en tu blog, el programa de teatro en el verano fue raro, talvez porque no sentias propio el tema pero supiste salir bien parado.
La gloria munchmayer es una crack en todo el ancho de la palabra, siempre afable y muy atenta.

Buena suerte en la radio y el programa que siga mejorando cada dia mas; se nota mucho q en ADN se estan haciendo las cosas bien

DAM

Bernardita Ruffinelli dijo...

jajaja Pato, a quién no le ha pasado? a mí me han pasado mil...estamos llenos de pelotudos sobervios con complejo de superioridad intelectual, y en esta pega nos seguirá pasando... ya te contaré de cuando me tocó entrevistar por primera vez al Alvaro Henríquez... puaj!

Presionaplay dijo...

Don Pato, le digo muy sinceramente que me la vendió, así con todas sus letras ... ! Y yo que lo hacía capísimo en teatro! es más, me acabo de dar cuenta que menos se yó porqué ni caché que salía casi a poto pelado al aire.

Le cuento que le escuché varios programas, sentado en la terraza de un mall acá en Iqq; mientras esperaba a mi mujer salir de su pega; me llamó mucho la atención lo de "Ñi Pu Tremen" me pareció la raja y quize estar en Stgo, para echarle un vistazo.

Respecto del post, déjeme decirle que ODIO de corazón a esos weas como el Tambito, que no son artistas sino ARTISHTAS y no tienen otro adjetivo qe "engrupios', de veras me cargan esos tipos(as), me tocó uno el año pasado en el ramo de teatro de la carrera que estudio;... horrible.


De la señora Gloria, nada pue', soberbia, una ídola de las tablas, y yo la amaba cuando salía en NUEVO MUNDO, tenía ese ángel pa la comedia que hace falta en Chile. Sabe.. la gente qe es capa, tiene esa cuota de humildad qe los otros no tienen.


saludos don pato.

qe estè re bien.

claudio alejandro dijo...

Pato... me imágino lo desagradable y poco engrandesedor que debe haber sido entrevistar a esa mierda e' persona, que se creen la raja, porque se conectan con su yo interno y la vola.
Se levantan de raja en comparación a los humildes mortales que nos encontramos con nuestro ser solamente después de una caña de aquellas con frases típicas como "puta la hue'a no tomo más" o cuando vas al baño y te preguntas " qué mierda comí".
En fin...
Pero creeme que el estar de pololo de una mina actriz y con esas características es mucho peor. A diferencia tuya, yo no le quería dar comobos en el hocico presisamente,cuando empesaba con esas boludeses.

Saludos

Feromonkey dijo...

oooh que bueno Pato...pocas veces me detengo a leer un blog, porque los apesto por ser "muy autoreferentes"... pero el relato que haces, me encantó por el detalle que veo entrelineas de lo que cuentas con "la pega es pega" en lo que haces en adn y rajas con las obligaciones académicas... eso me gustó, también lo de Gloria: eso se llama dignidad y respeto.

hualadeath dijo...

es raro, cuando ves a un actor haciendo papeles simpaticones te quedas con esa imagen, cuando ves a una actriz haciendo papeles de cuica y engreida siempre resulta ser la mas simpatica y agradable(gloria, delfina y otras que solo recuerdo en sus personajes)

Valeria dijo...

Pato, soy actriz, y por eso escuche varias veces el programa durante el festival y la vendías completita. El que cuentas me lo perdí...
El teatro en Chile está lleno (LLENO) de huevones soberbios que les encanta hablar en difícil y escucharse a sí mismos desde el Olimpo de los pelotudos. El Castillo es uno de esos.
Queda claro con la Gloria: los buenos actores, directores, dramaturgos son los humildes, los simpáticos, los felices y los generosos. Eso ha sido siempre así. Abrazo

VA

alexi dijo...

MASTER!

cuando a uno le dicen tienes que hacer esto, humildemente lo hace aunque no cache una de lo que se esta hablando o haciendo, dentro de eso no faltan los weones que te quieren poner la pata encima, diciendo o haciendo cosas que a la luz claramente son mejores, pero hay una cosa que se llama humildad, que a muchos les hace falta en ese medio, son weones que se creen el hoyo del queque por ser un profesional, pero dejame decirte una cosa, pueden pasar millones de horas estudiando o perfeccionandose, pero la cortesia o la humioldad no se estudia, se hace con el pasar de la vida.


FUERZA PATO Y UN ABRAZO.


Alexi

Jslota dijo...

Muy buenas líneas don pato, me recuerdo de una entrevista con Jorge Coulon de los inti, en donde le tiro palos a Piñera apoyando a Arrate y diciendo que los piñeristas eran unos marcianos, haciendo referencia a lo raro que era la gente que asistió al debate de los 4 candidatos, para apoyarlo.
Como decía un comentario por hay, la vendiste muy bien, te imaginaba un experto en teatro, jajaja. Buenísima columna, y Gloria una grande. Buenísimos programas, creo que la primera vez que te escuche era en la ciudad cuatica de la rock and pop, y después destruyendo LUN en la mañana en la grúa. Hoy me divierto mucho escuchando a la señora juanita y compañía. Hoy tengo 28 años y creo que crecimos contigo tío pato.
Fue entretenido leer el backstage de un programa de radio. Así es la cosa no mas, es lo que hay.
Saludos desde Lota.

hernan dijo...

cuando se fue a megavision ya me parecia un tipo medio rarito, saludos cuevas!

saqysay dijo...

Pato:

Es un placer volver a leerte, después de hace muucho tiempo. Confieso, que me agrada el teatro, pero tengo poco - nada conocimiento de aquello. Por no decir ignorante.[Más allá del teatro a luka, que se imparte en mi ciudad - Villarrica los veranos] El resto del año, son contada las obras. Dos o tres.

Imaginé que el famoso Tambito, era un banco de sangre de plomo.Como tan ahuevonado, decir que, a él no le importaba el público.De seguro se cree un Rockstar.

Personalmente, creo que el teatro se debe al público, sin ello, no hay puesta en escena, menos obra. La historia en cuestión puede resultar extraordinariamente fabulosa. Sino sabes llegar y crear esa magia, con los asistente, será un completo fracaso. ¿Creo?.

Admiro tu paciencia PATO, eso de contar hasta diez, son de algunas personas. Tu eres una de ellas.

Un abrazo, desde ciento de kilómetros!

carlosmxax dijo...

meses que no te escucho, por horario de trabajo, recuerdo que a veces escuchaba el programa de Santiago a Mil.

pero, como tu dices "pega es pega", y hay veces que dan ganas de pegarle un combo en el hocio a compañeros, jefes, o alguien del ambito laboral por ponerse hueon o engreido que se las saben todas, en fin como tu dices "pega es pega".

Saludos!

Carlos

Ambarcero dijo...

ay!!!! q alegria te acordaste del blog!!!

ese viejo se crea la raja?...es un soberano pedante...mira que las cosas las hace para el...por q mejor no se keda en su casa y actua frente al espejo maldito narcisista...

con que criterio hace arte este viejo retamboreao...te la tubiste q bancar no mas pero, en mi caso no me aguantaba y le decia sus cuantas cosas...pa q acepto la entrevista entonces??? pa ir a buscar aires de grandeza ...que caga azul??? hay tantos imbesiles dando vueltas por ahi...este es un gran ejemplo de ello.

si la sra gloria le dio un abrazo de oso es por q se lo merece uste po...para mi usted es maximo...y q se pudra ese tambito que el papel de wn parece q lo hace hasta ahora es su vida real. ja!

R.i.c.@.r.d.o dijo...

con razon, la Maite nunca pescó al Tambito... en realidad no sé... (alguien vio esa teleserie???)

me caia mal de antes ese compadre (el tarado)... me parece excelente que te descargues Pato... lo hiciste por nosotros.

podrias haberle contestado una pesadez, no sé, alguna cuestion....
pero hay que tener valor para reconocer todo esto, y comentar publicamente que uno es un reverendo pelotudo entrevistando a otro pelmazo que lo es aun mas, pero que lo disimula tratando de parecer inteligente (me refiero al "tambito")

Saludos Pato!!!

Ricardo

Munirih dijo...

notable Pato.... por eso la gente que trabaja en teatro.... termina dejandolo para siempre o explotando al publico (para justifiucar tanta pelotudez) jajajaj

Teresita Giacaman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Teresita Giacaman dijo...

Yo, uso este perfume...
Porque soy enfeeerma de hedionda!

borr3go dijo...

Que grande Gloria... Que Pelotudo castillo... Fuerza Pato... un abrazo

claudia_c dijo...

Pato,
que bueno que volvieras a escribir, no dejes de hacerlo, Gloria se ve y se nota que es una gran persona, a mi me da un sentimiento tan raro con estos artistas chilenos que se creen tan intelectuales y sabedores de la gran verdad que miran por encima a todos los que no somos como ellos, quien les ha dado tantas alas para que se sientan asi???

un abrazo Pato y sigue escribiendo